HERMOSA FUTURA MADRE, GIGI HADID
agosto 26, 2020
CONSEJOS DE EMPRENDIMIENTO POR OMAR GUILLEN CEO DE INCOACSA
agosto 27, 2020

HUERTOS URBANOS EN TIEMPOS DE COVID-19

Apareció en diciembre del 2019 y ya en marzo del 2020, causo lo inimaginable, el mundo se paró por el COVID-19, una pandemia que rápidamente se esparció a cada esquina de nuestro Planeta. ¿Y cómo reacciono la humanidad? Cambiamos a los profesores de aulas a pantallas electrónicas en casa, pero en muchos, despertó un ‘agrónomo-Zamorano’ que dormía esperando su oportunidad de florecer.
Ya que salir a comprar al supermercado daba algo de miedo, y a un inicio, no sabíamos si este virus podía perdurar en nuestros productos esenciales, muchos decidimos usar este tiempo en casa para sembrar huertos. Los huertos urbanos comenzaron a poblar conversaciones en varios hogares como un nuevo hobby. ¿Qué es un huerto urbano? Es la adaptación de la huerta tradicional que se practica en el campo rural a un espacio urbano en la ciudad, en un espacio cubierto o no, que está destinado al cultivo hortalizas, flores, plantas aromáticas, hierbas medicinales, frutales, a una escala doméstica.

¡Y tiene unas ventajas increíbles! Es una actividad que podemos compartir con nuestros hijos para que aprendan y aporten a nuestra Tierra. Algunos de los beneficios que podemos considerar son, sin duda, el obtener frutas y verduras frescas de temporada, el ahorrarnos dinero en compra de productos básicos de nuestra dieta familiar, la enseñanza a nuestros hijos de la importancia de cuidar el medioambiente y apostar por una agricultura ecológica y sostenible. El contacto que tiene uno con la tierra, el tocarla, hace que nos pongamos en contacto con la naturaleza y nuestros hijos se pueden divertir aprendiendo. Ya que requiere de cuidados, tú y tus hijos se asignan responsabilidades y el ver el huerto crecer y dar frutos crea satisfacción. El ver el proceso de crecimiento de las frutas y verduras les dará mayor conocimiento a los niños y se les inculca un sentido sostenible, ya que hasta evitas el uso de plásticos ya que no se usa ningún tipo de envoltura.
Los principales requisitos para un huerto urbano son:

El espacio. Aquí vale casi todo: desde una terraza a un balcón o una azotea. Por pequeño que sea, siempre habrá sitio para un contenedor con algunas plantas. Lo único importante es que esté al aire libre y bien ventilado. 

La luz solar. No cualquier espacio es válido: la exposición directa al sol es un requisito básico. Todas las plantas que producen frutos como tomates o pepinos necesitan un mínimo de 6 a 7 horas de exposición al sol. Las plantas de hoja verde como la lechuga o de raíz como las zanahorias necesitan dos o tres horas menos. En cualquier caso, un patio sin luz directa del sol no nos servirá.

El recipiente. Puede ser de cualquier material, forma y tamaño. Lo importante es que tenga la profundidad suficiente y unos agujeros en el fondo para drenar el agua. Por regla general, cuanta más alta es la planta, más profundo ha de ser el contenedor.

Acceso a agua. El tener una toma de agua cercana es ideal. Podemos comenzar con un riego usando recipientes pero esta es la parte que más tiempo nos llevara en nuestra misión.

El sustrato orgánico. Debe de ser ligero, poroso y que retenga nutrientes fundamentales. Una opción es el compost o comprar mezclas de vermicompost (60%) con fibra de coco (40%).
Semillas y plantones. Plantar semillas o plantas, ¿Cuál hacemos?

Plantar semillas es más complicado y necesita de más tiempo, pero nos ahorra el trabajo de trasplantarlas. Si, en cambio, utilizamos plantones, tendremos ya la planta crecida y sólo tendremos que hacer un agujero en la tierra para enterrar las raíces, pero nos saldrá algo más caro. En cualquier caso, tanto las semillas como los plantones se pueden adquirir en un centro de jardinería o inclusive en los mercados si los accedemos de manera segura y cuidándonos. Es recomendable experimentar con ambas opciones.

Algunas de los cultivos más idóneos para comenzar esta actividad son: tomates, zanahorias, pimientos, espinacas, lechuga, cebollas y ajos. Claro está, te recomendamos que busques videos y otros artículos que entran en mayor detalle de cómo darle mantenimiento a tu huerto, pero nuestro fin en Gente Sur es despertar este interés e invitarte a que lo pruebes. ¡Imagínate que en un solo metro cuadrado de cultivo puedes llegar a producir 20 kg de comida al año! A parte de ser un hobby divertido y que nos obliga a dejar un rato el celular y salir al aire libre, nos proporcionara ingredientes para crear platos hondureños de lujo. Salgamos renovados en este 2020 con esta actividad y con un nuevo respeto hacia el medioambiente al conservar los recursos que usamos día a día.

Nota por: Elena Gonzales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.