5 CONSEJOS PARA CONSERVAR MEJOR NUESTRAS FRUTAS Y VEGETALES
mayo 26, 2020
CASA SOL MARKET
mayo 26, 2020

EL PODER DE LA AUTOIMAGEN: ATRAPADOS EN ETIQUETAS

Aun hoy que escribo estas palabras nodejan de dolerme un poco.

Las escuché por muchos años y lamentablemente me las creí. Esto se volvió parte de mi autoimagen y aunque por mucho tiempo trate de cambiar mi forma de ser, no podía lograrlo.

La autoimagen es uno de los factores más importantes para determinar el éxito de una persona. La autoimagen es la forma que nos vemos a nosotros mismos y es como un termostato que nos regula, digamos un piloto automático en tu mente que te dice quién eres, de lo que eres capaz, cómo actúas y lo que lograrás.

Por ejemplo, no importa que tan inteligente seas, si tu autoimagen te dice que no eres inteligente, nunca desarrollaras tu capacidad. Hay niños que desde pequeños se les ha etiqueto de diferentes formas, por ejemplo: “Salió igual que el papá, duro para las matemáticas”, “tiene el carácter del abuelo, era una chinche”, “Este niño solo a la pelota le quiere dar, para los estudios no sirve”.

Quizá tú mismo fuiste etiquetado de alguna forma, y hasta el día de hoy luchas por quitarte esa etiqueta: “pesado”, “mecha corta”, “lento”, “desordenado”, “haragán”, “tonto”, etc. Estas etiquetas son cadenas difíciles de romper pues se vuelven parte de la autoimagen. Algunos de mis clientes me dicen: Yo no quiero ser así, pero no sé cómo cambiar. Interesantemente, detrás de las etiquetas puede estar oculto un rasgo de la personalidad que en lugar de ser una debilidad es una fortaleza mal desarrollada.

Es como un diamante en bruto que, luego de un proceso de transformación y mucho pulido, pasa de ser una piedra opaca a una joya impresionante.

En mi caso, un día me di cuenta que a mí no me gusta el conflicto, me encanta la gente y me apasiona ayudar a las personas a creer. Esto no era congruente con la imagen de ser pesada.

Así que me autoanalicé y descubrí que el rasgo de ser pesada disfrazaba mi tenacidad, enfoque, disciplina y búsqueda de la excelencia, sumado a una personalidad apasionada y muy expresiva. Y todo esto estaba mal canalizado por la forma de expresarme.

También comprendí que antes no había podido cambiar porque estaba tratando de dejar de ser quien era yo, mis fortalezas, mi personalidad, cuando lo que debía aprender era a canalizar mi yo de la forma adecuada.

Si has quedado atrapado en alguna etiqueta que te impusieron o te la autoimpusiste, hoy puedo decirte que no estás condenado a vivir una autoimagen que no te ayuda a avanzar.

Uno de mis mentores me dijo estas palabras: Ni tu pasado, ni tu presente son o serán jamás profetas de tu futuro.

No importa la etiqueta que te hayan puesto, tú puedes cambiar y ser la persona que naciste para ser.

Recuerda, Naciste sin etiquetas, porque Naciste para Brillar.

“Uno de mis mentores me dijo estas palabras: Ni tu pasado, ni tu presente son o serán jamás profetas de tu futuro”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.