ANDREA BOCELLI EN VIVO EL DOMINGO 12 DE ABRIL
abril 9, 2020
LUNA ROSADA CAPTURADA POR FOTOGRAFOS HONDUREÑOS
abril 10, 2020

REFLEXIONEMOS EN TIEMPOS DE COVID -19

En estos tiempos dificiles que estamos atravesando en el mundo entero a causa del Covid-19, vemos como la palabra de Dios se cumple y el mundo sufre. Pero siempre enmedio de tanta incertidumbre y desesperación, Dios trae paz y seguridad a nuestras vidas atraves de su palabra.

Uno de mis pasajes bíblicos favoritos está en el libro de Mateo 8:23-27, Ese capitulo nos relata como los discipulos estaban aterrados enmedio de una tempestad en el mar que cubría la barca en la cual ellos estaban. El Señor Jesús estaba dormido y los discipulos le depertaron diciendo: Señor Salvanos! Él les preguntó porque temian, Él se levantó y dio una orden al viento y al mar y todo quedó completamente tranquilo. Ellos admirados se preguntaban ¿quién es este, que hasta los vientos y mar le obedecen?

En tiempo de angustia muchas veces podemos pensar que Dios no nos escucha, que se olvido de nosotros y es normal tener miedo, pero algo que debemos saber es que si Jesús esta en nuestra barca no importa la tormenta, virus o problema que pueda estar atormentandos. Si Jesús esta a bordo ninguna plaga o tempestad tocara nuestra morada, con una sola orden Dios puede cambiar nuestra situación.

Hoy te invito a que clames a Jesús y lo dejes entrar en tu corazón y le entregues el control de tu casa y familia y así la sangre del cordero pueda guardarte a ti y a los tuyos de toda peste destructora. El Señor dijó: “En el mundo, ustedes habrán de sufrir; pero tengan valor: yo he vencido al mundo.”

Honduras Dios proteja tus fronteras con la sangre del cordero como lo hizo con el pueblo de Israel en las plagas de Egipto. Nos levataremos más Fuertes que nunca, nuestra economía crecera, las empresas recuperaran su estabilidad financiera, Dios traera ideas creativas a los que se mantengan agarrados de su mano. Nuestros niños, jóvenes, adultos y ancianos podran gozar de la bondad de Dios en la tierra. Declaramos que nuestra nación es tierra deseable y esta fuerte tribulacion es la transicion que Dios usa para catapultarnos al mayor crecimiento de nuestro amado país. Pongamos nuestra Fe en nuestro Padre todos juntos en un mismo propósito, Él nunca nos desamparara. Si Jesús murió por nosotros, vivamos para Él. Amén!

“He aquí que yo les traeré sanidad y medicina; y los curaré, y les revelaré abundancia de paz y de verdad.” Jeremias 33:6

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.